Cuando elegimos ver una película o leer un libro doblado o traducido a nuestro idioma materno, elegimos no mejorar nuestro nivel de inglés, si se traduce o se dobla desde este idioma. Elegimos no mejorar nuestro oído; elegimos no mejorar nuestra pronunciación o expandir nuestro vocabulario en inglés.

Una buena opción es volver a ver películas o leer libros en versión original que ya has visto o leído. Si todavía no te atreves a ver una película solo en este idioma, hazte amigo de los subtítulos en inglés, ¡que ayudan mucho! Y para los valientes, sin ellos. 

Muchos sostienen que cuando ven una película con subtítulos, se centran más en leerlos que en la propia historia, pero una vez que le cojan ritmo, ya verán que habrá un momento en que no necesiten subtítulos y podrán despedirse de ellos, bye bye!

En nuestros centros existe un servicio de préstamo de libros en inglés, graduados en distintos niveles, así como una videoteca compuesta por películas en inglés subtituladas en inglés, gratuitos para todos nuestros alumnos. 

Al igual que nuestras clases de conversación tienen el propósito de ayudar a defenderte en distintas situaciones y argumentos, ver películas o leer libros en inglés también comparten el mismo objetivo. 

Así que ya sabes, antes de acabar tus clases pásate por nuestra biblioteca/videoteca y llévate a casa otras herramientas para aumentar tu nivel de inglés de forma entretenida.