El cerebro en los primeros años de un niño es como una esponja, es decir, está en proceso de aprendizaje y capta todo lo que se le enseña y le rodea. Es por esto por lo que se recomienda que los niños empiecen cuanto antes a aprender otros idiomas, ya que los interiorizan de forma natural. Al ser los primeros cuatro años de vida cuando se generan más conexiones neuronales, es el periodo perfecto para alimentar al cerebro (en proceso de formación) con nueva información y estímulos lingüísticos. 

A día de hoy, muchos de los que quieren aprender inglés son adultos, ya que el inglés es el requisito principal para conseguir un trabajo, por ejemplo. Pensamos que es importante para los niños que hoy en día no sientan este hándicap que han padecido muchas personas de nuestra generación, y puedan encaminar su futuro partiendo ya con un buen nivel de inglés. 

Al tratarse de una actividad con pocas horas semanales en el colegio, no se adquiere el mismo aprendizaje del que se debería tener para aprender un idioma, por lo que recomendamos que lo ideal es reforzar el idioma en un centro como Cambridge House. Ofrecemos cursos de inglés para niños de 7 a 16 años, existiendo 7 niveles diferentes. Utilizamos el mismo método comunicativo integral que empleamos en los cursos de los adultos, pero adaptándolos a los intereses y motivaciones específicos de los niños. 

Se trata de un proceso y una inversión a largo plazo, pero ¿por qué desaprovechar la oportunidad de la eficiencia de un niño cuando está en proceso de aprender de forma más rápida? ¡Hagamos su futuro más fácil!